Chistes Recientes

  • profesiones: José, Miguel, María y Tomás hablan sobre los empleos de sus sueños.
    —Me gustaría ser abogado —dice José—, para así poder defender a mis compatriotas.
    —Me gustaría estar en el congreso —dice Miguel—, para proponer leyes que beneficien a mis compatriotas.
    —Yo quiero ser doctora —dice María—, para poder atender a mis compatriotas.
    —Y tú, Tomás, ¿qué te gustaría ser? —preguntá José.
    —¡Yo quiero ser compatriota!

    Leer +
  • mujeres: Una mujer frota una lámpara y aparece un genio.
    —Eres una buena mujer, así que te concederé un deseo —dice el genio.
    —¿Ves ese gato? Es la única compañía que tengo, pero me gustaría tener a un hombre guapo y fuerte a mi lado—dice la mujer.
    El genio acepta y, ¡puf!, el gato se convierte en un hombre parecido a Brad Pitt, con los músculos abdominales marcados. La mujer salta a su regazo y lo cubre de besos.
    —¿Tienes algo que decir antes de que hagamos el amor? —le pregunta.
    —Sí —responde el hombre—, apuesto a que desearías no haberme castrado la semana pasada.

    Leer +
  • hombres: Tras una persecución a alta velocidad, a Juan lo detiene un oficial de policía.
    —¡Ésta es la mayor diversión que he tenido en todo el día! —exclama el oficial—. Si me da una buena excusa, no le pondré una multa.
    —Hace tres semanas —le explica Juan—, mi esposa me dejó por un policía. Así que cuando vi que usted se acercaba en su auto, ¡creí que trataba de devolvérmela!

    Leer +
  • borrachos: Estaba un señor muy borracho en la calle, en eso se le acerca un policía y le dice:

    - Disculpe, ¿cómo se llama?

    A lo que el borracho responde:

    - No le puedo responder eso oficial.

    El policía pregunta:

    - ¿Por qué?

    El borracho le responde:

    - Es que soy un alcohólico anónimo.

    Leer +
  • suegras: ¿Cuál es la diferencia entre un terrorista y una suegra?
    Con el terrorista se puede negociar.

    Leer +
  • borrachos: En cierta secta religiosa iban a bautizar a los nuevos congregados. Al iniciarse el bautismo, todos se ponían de pie y se encaminaban al altar. Allí el pastor los tomaba del cabello con las manos e introducía sus cabezas dentro de una enorme tina rebosante de agua fría. Luego de sacarlos, el pastor les preguntaba:
    - ¿Has visto a Jesús, hijo mío?
    Y los fieles respondían:
    - Siiii, lo he visto!
    - ¡Ahora estás bautizado en el nombre de Dios! - les decía el pastor.
    El rito siguió de esta manera con todos los fieles encolumnados.
    En cierto momento entró al lugar un borracho que deambulaba por la calle, buscando refugio. Éste, al ver cómo el pastor le daba un chapuzón a la gente, pensó que tal vez le vendría bien mojarse la cara, entonces se metió en la fila.
    Al llegarle el turno, el pastor le tomó los cabellos e introdujo su cabeza en la tina. Cuando el pastor lo sacó de la tina, el borracho largaba agua por la boca, las narices, las orejas, por poco se ahoga.
    El pastor le hace la misma pregunta que a todos:
    - ¿Has visto a Jesús?
    Y el borracho le responde:
    - No, no lo he visto.
    El pastor, intrigado, le vuelve a introducir la cabeza en la tina. Esta vez el borracho se traga como dos litros de agua.
    El pastor vuelve a preguntarle:
    - ¿Has visto a Jesús?
    - No, no lo ví.
    - El pastor furioso vuelve a introducirle la cabeza en la tina como diez veces y las diez veces pasa lo mismo. En el último intento que hace el Pastor para meterle la cabeza en la tina, el borracho, semiahogado, se agarra de los bordes y hace que el pastor se detenga.
    El borracho tose, escupe agua y respira profundo para recuperarse, unos segundos después, con las pocas fuerzas que le quedaban pregunta:
    - ¿ Usted está seguro de que él se cayó aquí adentro?

    Leer +
  • borrachos: Va un borracho caminando con las piernas separadas. Un amigo lo ve y le pregunta:
    - Oye, ¿por qué caminas con las piernas abiertas?
    - Porque tengo el colesterol muy alto.
    - Bueno, ¿y qué tiene que ver el colesterol con caminar de esa forma, hombre?
    - Es que el médico me dijo: "Los huevos... ni tocarlos!"

    Leer +
  • borrachos: El borracho que llega tarde en la noche a su propia casa y empieza a gritar:
    Reinita, ábreme la puerta que le traigo flores a la mujer más linda.
    La mujer baja corriendo y abre la puerta y dice:
    ¿Dónde están las flores?
    El borrachito contesta:
    A ver, y dónde está la mujer más linda.

    Leer +
  • borrachos: Un hombre borracho llega y se sienta a comer y su mujer le dice:
    ¿Te sirvo?
    Y él contesta:
    A veces.

    Leer +
  • religiosos: Un monaguillo en la iglesia está pasando la bandeja para recaudar dinero. En esto le pregunta un señor mayor:
    - ¿Para quién es el dinero que pides?
    - Para Dios – responde.
    - Pues dámelo todo a mí que lo voy a ver antes que tú.

    Leer +
  • ninos: Llega un padre del trabajo y le pregunta a su hijo:
    - ¿Hijo, con qué juegas?
    - Con lo que me sale de los huevos.
    El padre le pega un tremenda bofetada. El niño corre llorando a decirle a su madre:
    - ¡Mamáaaaaaaaaa, ya no quiero más huevos Kinder!

    Leer +
  • borrachos: Un conductor borracho es parado por la policía.
    ¡A ver! ¿Dónde está su licencia de conducir?
    ¡Pero no me digan que me lo han perdido! ¡Si me lo quitaron la semana pasada!

    Leer +
  • amigos: Un amigo le dice al otro:
    - Tú... ¿Qué piensas de las mujeres cuando practican el sexo con nosotros? ¿Lo hacen por amor o por interés?
    - La mía lo hace por amor...
    - ¿Cómo estás tan seguro?
    - Porque lo que es interés, no pone ninguno.

    Leer +
  • viejos: Un anciano y una anciana se conocen en una fiesta para la tercera edad. Después de charlar un rato, deciden ir a un lugar más tranquilo, estacionan el vehículo y hacen el amor.
    Finalizado el acto y mientras volvían, el anciano iba pensando:
    - De haber sabido que era virgen me la hubiera llevado a un lugar más cómodo.
    La anciana sentada en el asiento del copiloto pensaba:
    - De haber sabido que se le levantaba, me hubiese quitado las bragas.

    Leer +
  • mujeres: Esto es una señora que pone un anuncio en el periódico: quiero un hombre que no me persiga, que no me pegue y que sea bueno en la cama. Va un hombre en silla de ruedas y dice: vengo por lo del anuncio del periódico, ¡¡¡¡usted!!!! si yo que pasa. Como ves no tengo piernas osea no te puedo perseguir, ni brazos así que no te puedo pegar y ¿como se que eres bueno en la cama? ¡Con que te crees que he llamado!

    Leer +

Categorías 31 categorias / 869 chistes

TOS | Top Chistes | Chistes Recientes | Chistes Nuevos

Mi Mejor Chiste para compartir, los mejores chistes de jaimito, chistes de amistad, chistes entretenidas, chistes para Facebook , chistes para twitter
chistes de google, chistes de MSN y muchas mas para compartir en tus redes sociales favoritas